Pregunta ¿Cómo? en vez de ¿Por qué

Pregunta ¿Cómo? en vez de ¿Por qué?

Hay momentos en los que nos ocurre una situación y lo primero que nos preguntamos es ¿Por qué a mi?, Y es muy normal que nos hagamos esa pregunta, pero que tal si te enseño una manera de poder resolver esa situación con tan solo preguntarte a ti mismo(a) ¿Cómo?

Si, pregunta ¿Cómo?, en vez de ¿Por qué?, al generarte esta pregunta, activas a tus recursos para resolver la situación.

Cuando te preguntas ¿por qué?, estás buscando una justificación para validar porque te ocurrió a ti y no a otra persona, tanto así que profundizaras en el ¿por qué? y te olvidaras de resolver la situación. Es aquí donde llegan las culpas, los miedos y las dudas de tus capacidades.

Cuando te preguntas ¿Por qué?, te puedes crear enredos mentales, ya que comienzas a unir esta situación con otras y creas una generalización de todo lo que te ocurre.

El preguntar ¿Por qué?, es normal, pero solo hazlo por dos (2) minutos, más de ese tiempo ya estas entrando en el rol de víctima.

Pero fíjate como al preguntarte ¿como? todo cambia.

Cuando te preguntas ¿Cómo? Todo cambia pues dejas en el pasado la situación. Buscas moverte del estado en el que te encuentras sueltas tu rol de víctima y das paso a la activación de las posibilidades.

El “como” activa en ti la búsqueda de soluciones, elimina los enredos mentales, ya que no vas a estar uniendo o generalizando diferentes situaciones.

“Un Solo Camino te lleva a muchas Posibilidades” El ¿por qué? Te mantiene en donde te encuentras. Te lleva a viajar por “Los Senderos de víctima”. Este sendero solo tiene complicaciones, saca a tu ego protector a pasea y te envuelve en situaciones que no existen, genera culpas y justificaciones a lo que no existe.

Cuando te suceda un evento inesperado, solo di ¿Cómo lo puedo solucionar? En vez de ¿por qué a mí? Responsabilízate del evento que ocurrió, no culpándote, sino reconociendo que si ocurrió y que tu estas en control y decidiendo cómo lo puedes afrontar y buscar una solución.

Te invito a que pienses en esa situación que te ocurrió en donde te preguntaste ¿por que? Y cuánto tiempo tardaste en resolver la situación o si aun esta presente . Cierra tu ojos y ve a ase momento en que te ocurrió y pregunta ¿Cómo lo puedo resolver?. En este momento llegan a ti todas las posible soluciones y dentro de ellas esta la solución que mejor te funcionara. Resuelve la situación y da por terminado ese evento.

Ahora te pregunto ¿Cómo te sientes al haber logrado resolver esa situación? , aplica esto la próxima vez que te ocurra una situación y se resolverá antes de lo que imaginas y y simplemente será una experiencia mas y no un mal recuerdo.

Juan M Ayala

Master Neurocoach

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s