¿Y Ahora Que Hago?

En tu diario vivir te expones todos los días a pequeñas situaciones y queda de ti afrontarlas con una actitud positiva o una actitud negativa, recordando que una actitud negativa te detiene, pero al añadir una actitud positiva puedes moverte del momento en el que te encuentras y encontrar varias soluciones.